Historia I: Clase Baja Edad Media

A continuación publicamos un resumen de la última clase

Les dejamos, a modo de introducción, algunas imágenes referentes a la Temprana y Alta Edad Media para mostrar la evolución hacia el traje ajustado, cosido y cerrado de la Baja Edad Media.

Acá hacemos un resumen de las prendas, accesorios y textiles siguiendo el capítulo de François Boucher para los siglos XIV y XV.

Hacia mediados del siglo XIV aparece un traje nuevo, que comienza a realzar las formas del cuerpo. Las primeras ideas humanistas sobre el individuo y la incipiente vida urbana requieren una indumentaria adecuada.

 Al emerger una burguesía rica que se elevaba al nivel de la nobleza, el traje se transformó en un medio de expresión de ascenso económico para los comerciantes y de preeminencia para los nobles.

La belleza del cuerpo femenino se valora y destaca con los nuevos trajes. Sobre las prendas de uso íntimo se lleva un primer vestido conocido como cota o saya.

Hay gran variedad de prendas que se usan por encima de la cota, destacamos principalmente la cotardía, hopalanda y sobreveste.

La cotardía se caracteriza por su escote pronunciado en forma de V, ribeteado en piel, así como puños y ruedo. El talle se marca debajo del busto con un cinto ancho que ciñe la prenda generando frunces verticales en la falda. Esta cubre las piernas por completo y generalmente tiene cola de largos variables (a mayor largo, mayor rango social). Las mangas de la cotardía serán muy estrechas a diferencia de las de la hopalanda.

Esta prenda, a diferencia de la anterior, no es de uso exclusivo femenino, tanto hombres como mujeres llevan la hopalanda.
La hopalanda es la más amplia, suelta y pesada de todas las prendas exteriores. Su característica principal es la amplitud y largo desmedido de las mangas. Además del exagerado tamaño, las mangas tienen decoraciones intrincadas y recortes que aportan fantasía a la solemnidad de la prenda.
Al igual que la cotardía, requiere de un cinto que ciñe el talle debajo del busto o en la cintura. La cola de esta prenda, al igual que sus mangas, es de un largo descomunal.

El sobreveste es una prenda exterior que, al igual que las prendas anteriores, se lleva sobre la cota o saya. Generalmente reservada para la aristocracia y para ceremonias, este sobre-vestido no posee mangas y está muy abierto en los laterales, dejando ver (y resaltando) la cintura ajustada y la cadera destacada por un cinto suelto. Los surcotes de mayor nivel están ribeteados en piel a contratono.

Es muy característico de este periodo la novedad, importancia y variedad de tocados. Los más destacados en el caso de las mujeres van desde la simpleza de un par de templers (rodetes moldeados y sostenidos por redecillas) a la extravagancia de un tocado mariposa (a partir de la combinación de templers con una estructura de alambre y un paño translúcido)

La gran novedad de la época en el traje masculino es la aparición del traje corto.
El reemplazo del traje largo por uno corto requiere de importantes modificaciones en las prendas inferiores. Las calzas dejan de ser dos piezas separadas para transformarse en calzas de cola, una sóla prenda que cubre por completo la parte inferior del cuerpo desde la cintura. Las “piernas” se cosen entre sí e incorporan una pieza triangular llamada braye que cubre la abertura delantera y trasera. Este será el antecedente directo de la bragueta.

Se conoce vulgarmente a esta prenda con el nombre “calzas de cola”. Recordemos que están confeccionadas en tejido plano, tratando de seguir lo más fielmente posible la forma de la pierna, pero a pesar de su idealización en las representaciones, no podían ser adherentes.
Para sostenerlas en su lugar se atan fuertemente con cordones a las bragas y posteriormente al jubón.

El jubón es la prenda a tener en cuenta para los periodos históricos siguientes; es muy dificil precisar sus características exactas ya que su forma es cambiante de acuerdo al rol social del usuario, región geográfica, etc.. Es importante analizar los recursos que se utilizan para unir entre sí las piezas que componen la prenda, permitiendo el movimiento de quien la lleva. Tiene su origen en la indumentaria militar, usado como nexo entre el cuerpo y las placas metálicas de la armadura, de allí su rigidez y espesor.

El jubón es una prenda que cubre el torso, bastante rígida y de mangas ajustadas. Suele llevarse debajo de otras prendas como la huque u hopalanda, pero su uso como prenda exterior se va acentuando con el paso de los años.

Debido a su estrechez y la rigidez de los materiales con que se confecciona, es necesario vincular partes de la prenda con cordones y hojales que habiliten el movimiento, principalmente en hombros y codos.

 

La huca se caracteriza por su falta de mangas y por las aberturas a los lados del cuerpo. Al igual que otras prendas exteriores, sus bordes están ribeteados en piel.

Debajo de la huca podemos distinguir el jubón y las calzas negras. Las imágenes superior e inferior forman parte del calendario “Las muy ricas horas del Duque de Berry”. Este libro de horas es de gran importancia para el estudio del traje del siglo XV.

La hopalanda, de características similares a la femenina, puede ser corta para uso del hombre. El garde-corps es una prenda exterior, también compartida por ambos sexos, suelta, abierta y flotante, generalmente sin mangas o con mangas cortas y amplias.

Todas las prendas anteriormente citadas conviven entre sí, favoreciendo unas u otras de acuerdo al clima, edad del usuario, situación de uso, etc

 

Entre la variedad de tocados masculinos tenemos el capirote, derivado de la caperuza o capucha. A la caperuza (ya separada, independiente de la capa) se le suma una larga banda que permite sujetar el tocado a la cabeza del usuario creando una gran variedad de formas y estilos.

El calzado también toma las líneas puntiagudas del gótico dominante y las exagera hasta el límite que las leyes suntuarias le permiten.

Al igual que en el largo de las colas de las faldas o la altura de los tocados, a mayor longitud mayor será el rango social de quien lo porta.

El patin se utiliza como complemento del zapato para el exterior, aísla de la humedad del suelo y proteje el cuero de ensuciarse con barro. Generalmente están realizados en madera y cuero. Un par de estos puede verse retratado en “El matrimonio Arnolfini”, dispuestos en el piso a la izquierda de los pies del protagonista.

Desde tiempos de los legionarios romanos hasta principios del siglo XIV la cota de malla era el tipo de protección corporal predominante y más eficaz conocido en Europa. Desde aproximadamente mediados del siglo XV en adelante, la malla se utilizó junto con una armadura completa para cubrir los espacios entre las placas. Se hicieron mangas de malla para usar con una coraza (peto y placa posterior); paneles de malla en forma de fuelle cubrían las axilas o los codos y estaban unidos a chaquetas de cierta rigidez especialmente diseñadas para usar debajo de la armadura (origen del jubón)

Un libro de horas y el estuche en el que se guardaba para protegerlo. El rol de los textiles es de gran importancia en la competencia por la igualación/diferenciación social. Al ser todas las prendas de uso extendido en las diferentes clases sociales, el material con el cual se confeccionan es el factor distintivo: brocado, damasco, terciopelo y raso para la nobleza (ver Duque de Berry), y paños muy coloridos para los burgueses (ver matrimonio Arnolfini).

Resignificaciones contemporáneas

Historia I: Clase Baja Edad Media

A continuación publicamos un resumen de la última clase

Les dejamos, a modo de introducción, algunas imágenes referentes a la Temprana y Alta Edad Media para mostrar la evolución hacia el traje ajustado, cosido y cerrado de la Baja Edad Media.

Acá hacemos un resumen de las prendas, accesorios y textiles siguiendo el capítulo de François Boucher para los siglos XIV y XV.

Hacia mediados del siglo XIV aparece un traje nuevo, que comienza a realzar las formas del cuerpo. Las primeras ideas humanistas sobre el individuo y la incipiente vida urbana requieren una indumentaria adecuada.

 Al emerger una burguesía rica que se elevaba al nivel de la nobleza, el traje se transformó en un medio de expresión de ascenso económico para los comerciantes y de preeminencia para los nobles.

La belleza del cuerpo femenino se valora y destaca con los nuevos trajes. Sobre las prendas de uso íntimo se lleva un primer vestido conocido como cota o saya.

Hay gran variedad de prendas que se usan por encima de la cota, destacamos principalmente la cotardía, hopalanda y sobreveste.

La cotardía se caracteriza por su escote pronunciado en forma de V, ribeteado en piel, así como puños y ruedo. El talle se marca debajo del busto con un cinto ancho que ciñe la prenda generando frunces verticales en la falda. Esta cubre las piernas por completo y generalmente tiene cola de largos variables (a mayor largo, mayor rango social). Las mangas de la cotardía serán muy estrechas a diferencia de las de la hopalanda.

Esta prenda, a diferencia de la anterior, no es de uso exclusivo femenino, tanto hombres como mujeres llevan la hopalanda.
La hopalanda es la más amplia, suelta y pesada de todas las prendas exteriores. Su característica principal es la amplitud y largo desmedido de las mangas. Además del exagerado tamaño, las mangas tienen decoraciones intrincadas y recortes que aportan fantasía a la solemnidad de la prenda.
Al igual que la cotardía, requiere de un cinto que ciñe el talle debajo del busto o en la cintura. La cola de esta prenda, al igual que sus mangas, es de un largo descomunal.

El sobreveste es una prenda exterior que, al igual que las prendas anteriores, se lleva sobre la cota o saya. Generalmente reservada para la aristocracia y para ceremonias, este sobre-vestido no posee mangas y está muy abierto en los laterales, dejando ver (y resaltando) la cintura ajustada y la cadera destacada por un cinto suelto. Los surcotes de mayor nivel están ribeteados en piel a contratono.

Es muy característico de este periodo la novedad, importancia y variedad de tocados. Los más destacados en el caso de las mujeres van desde la simpleza de un par de templers (rodetes moldeados y sostenidos por redecillas) a la extravagancia de un tocado mariposa (a partir de la combinación de templers con una estructura de alambre y un paño translúcido)

La gran novedad de la época en el traje masculino es la aparición del traje corto.
El reemplazo del traje largo por uno corto requiere de importantes modificaciones en las prendas inferiores. Las calzas dejan de ser dos piezas separadas para transformarse en calzas de cola, una sóla prenda que cubre por completo la parte inferior del cuerpo desde la cintura. Las “piernas” se cosen entre sí e incorporan una pieza triangular llamada braye que cubre la abertura delantera y trasera. Este será el antecedente directo de la bragueta.

Se conoce vulgarmente a esta prenda con el nombre “calzas de cola”. Recordemos que están confeccionadas en tejido plano, tratando de seguir lo más fielmente posible la forma de la pierna, pero a pesar de su idealización en las representaciones, no podían ser adherentes.
Para sostenerlas en su lugar se atan fuertemente con cordones a las bragas y posteriormente al jubón.

El jubón es la prenda a tener en cuenta para los periodos históricos siguientes; es muy dificil precisar sus características exactas ya que su forma es cambiante de acuerdo al rol social del usuario, región geográfica, etc.. Es importante analizar los recursos que se utilizan para unir entre sí las piezas que componen la prenda, permitiendo el movimiento de quien la lleva. Tiene su origen en la indumentaria militar, usado como nexo entre el cuerpo y las placas metálicas de la armadura, de allí su rigidez y espesor.

El jubón es una prenda que cubre el torso, bastante rígida y de mangas ajustadas. Suele llevarse debajo de otras prendas como la huque u hopalanda, pero su uso como prenda exterior se va acentuando con el paso de los años.

Debido a su estrechez y la rigidez de los materiales con que se confecciona, es necesario vincular partes de la prenda con cordones y hojales que habiliten el movimiento, principalmente en hombros y codos.

 

La huca se caracteriza por su falta de mangas y por las aberturas a los lados del cuerpo. Al igual que otras prendas exteriores, sus bordes están ribeteados en piel.

Debajo de la huca podemos distinguir el jubón y las calzas negras. Las imágenes superior e inferior forman parte del calendario “Las muy ricas horas del Duque de Berry”. Este libro de horas es de gran importancia para el estudio del traje del siglo XV.

La hopalanda, de características similares a la femenina, puede ser corta para uso del hombre. El garde-corps es una prenda exterior, también compartida por ambos sexos, suelta, abierta y flotante, generalmente sin mangas o con mangas cortas y amplias.

Todas las prendas anteriormente citadas conviven entre sí, favoreciendo unas u otras de acuerdo al clima, edad del usuario, situación de uso, etc

 

Entre la variedad de tocados masculinos tenemos el capirote, derivado de la caperuza o capucha. A la caperuza (ya separada, independiente de la capa) se le suma una larga banda que permite sujetar el tocado a la cabeza del usuario creando una gran variedad de formas y estilos.

El calzado también toma las líneas puntiagudas del gótico dominante y las exagera hasta el límite que las leyes suntuarias le permiten.

Al igual que en el largo de las colas de las faldas o la altura de los tocados, a mayor longitud mayor será el rango social de quien lo porta.

El patin se utiliza como complemento del zapato para el exterior, aísla de la humedad del suelo y proteje el cuero de ensuciarse con barro. Generalmente están realizados en madera y cuero. Un par de estos puede verse retratado en “El matrimonio Arnolfini”, dispuestos en el piso a la izquierda de los pies del protagonista.

Desde tiempos de los legionarios romanos hasta principios del siglo XIV la cota de malla era el tipo de protección corporal predominante y más eficaz conocido en Europa. Desde aproximadamente mediados del siglo XV en adelante, la malla se utilizó junto con una armadura completa para cubrir los espacios entre las placas. Se hicieron mangas de malla para usar con una coraza (peto y placa posterior); paneles de malla en forma de fuelle cubrían las axilas o los codos y estaban unidos a chaquetas de cierta rigidez especialmente diseñadas para usar debajo de la armadura (origen del jubón)

Un libro de horas y el estuche en el que se guardaba para protegerlo. El rol de los textiles es de gran importancia en la competencia por la igualación/diferenciación social. Al ser todas las prendas de uso extendido en las diferentes clases sociales, el material con el cual se confeccionan es el factor distintivo: brocado, damasco, terciopelo y raso para la nobleza (ver Duque de Berry), y paños muy coloridos para los burgueses (ver matrimonio Arnolfini).

Resignificaciones contemporáneas

Historia I: Clase Bizancio y Baja Edad Media

A continuación publicamos un resumen de lo que vimos hoy. Les recordamos que los temas teóricos que desarrolla Alfredo Marino los pueden encontrar publicados en la web panoramadelarte.com.ar seleccionando en el menú superior “historia del traje” y luego BITÁCORA

Les dejamos algunas imágenes referentes a la Temprana y Alta Edad Media para mostrar la evolución hacia el traje ajustado, cosido y cerrado de la Baja Edad Media.

Acá hacemos un resumen de las prendas, accesorios y textiles siguiendo el capítulo de François Boucher para los siglos XIV y XV. Al emerger una burguesía rica que se elevaba al nivel de la nobleza, el traje se transformó en un medio de expresión de ascenso económico para los comerciantes y de preeminencia para los nobles.Además de las prendas enumeradas arriba, las mujeres llevan siempre un primer vestido llamado cota o saya. Sobre la cota o saya podemos encontrar una variedad de prendas de las cuales señalamos las más importantes: cotardía, hopalanda y sobreveste. Estas prendas se pueden distinguir a partir de las notables diferencias entre sus mangas y escotes. El reemplazo del traje largo por uno corto requiere de importantes modificaciones en las prendas inferiores. Las calzas dejan de ser dos piezas separadas para transformarse en calzas de cola, una sóla prenda que cubre por completo la parte inferior del cuerpo desde la cintura. El jubón es la prenda a tener en cuenta para los periodos históricos siguientes; es muy dificil precisar sus características ya que su forma es muy cambiante. Es importante analizar los recursos que se utilizan para unir entre sí las piezas que componen la prenda, permitiendo el movimiento de quien la lleva. Debajo de la huca podemos distinguir el jubón y las calzas negras. Las imágenes superior e inferior forman parte del calendario “Las muy ricas horas del Duque de Berry”. Este libro de horas es de gran importancia para el estudio del traje del siglo XV. Un libro de horas y el estuche en el que se guardaba para protegerlo. El rol de los textiles es de gran importancia en la competencia por la igualación/diferenciación social. Al ser todas las prendas de uso extendido en las diferentes clases sociales, el material con el cual se confeccionan es el factor distintivo: brocado, damasco, terciopelo y raso para la nobleza (ver Duque de Berry), y paños muy coloridos para los burgueses (ver matrimonio Arnolfini).

Resignificaciones contemporáneas

Historia I: Clase Bizancio y Baja Edad Media

Les dejamos algunas imágenes referentes a la Temprana y Alta Edad Media para mostrar la evolución hacia el traje ajustado, cosido y cerrado de la Baja Edad Media.

Acá hacemos un resumen de las prendas, accesorios y textiles que encontramos en el capítulo de François Boucher para los siglos XIV y XV. Al emerger una burguesía rica que se elevaba al nivel de la nobleza, el traje se transformó en un medio de expresión de ascenso económico para los comerciantes y de preeminencia para los nobles.Además de las prendas enumeradas arriba, las mujeres llevan siempre un primer vestido llamado cota o saya. Sobre la cota o saya podemos encontrar una variedad de prendas de las cuales señalamos las más importantes: cotardía, hopalanda y sobreveste. Estas prendas se pueden distinguir a partir de las notables diferencias entre sus mangas y escotes. El reemplazo del traje largo por uno corto requiere de importantes modificaciones en las prendas inferiores. Las calzas dejan de ser dos piezas separadas para transformarse en calzas de cola, una sóla prenda que cubre por completo la parte inferior del cuerpo desde la cintura. El jubón es la prenda a tener en cuenta para los periodos históricos siguientes; es muy dificil precisar sus características ya que su forma es muy cambiante. Es importante analizar los recursos que se utilizan para unir entre sí las piezas que componen la prenda, permitiendo el movimiento de quien la lleva. Debajo de la huca podemos distinguir el jubón y las calzas negras. Las imágenes superior e inferior forman parte del calendario “Las muy ricas horas del Duque de Berry”. Este libro de horas es de gran importancia para el estudio del traje del siglo XV. Un libro de horas y el estuche en el que se guardaba para protegerlo. El rol de los textiles es de gran importancia en la competencia por la igualación/diferenciación social. Al ser todas las prendas de uso extendido en las diferentes clases sociales, el material con el cual se confeccionan es el factor distintivo: brocado, damasco, terciopelo y raso para la nobleza (ver Duque de Berry), y paños muy coloridos para los burgueses (ver matrimonio Arnolfini).

Resignificaciones contemporáneas

Clase Martes 10 de Mayo: Barroco

08 Barroco 2016.001 08 Barroco 2016.002 08 Barroco 2016.003 08 Barroco 2016.004 08 Barroco 2016.005 08 Barroco 2016.006 08 Barroco 2016.008 08 Barroco 2016.009 08 Barroco 2016.010 08 Barroco 2016.011 08 Barroco 2016.012 08 Barroco 2016.013 08 Barroco 2016.014

08 Barroco 2016.015

08 Barroco 2016.018 08 Barroco 2016.019 08 Barroco 2016.020 08 Barroco 2016.021 08 Barroco 2016.022 08 Barroco 2016.023 08 Barroco 2016.024 08 Barroco 2016.025 08 Barroco 2016.026 08 Barroco 2016.027 08 Barroco 2016.028 08 Barroco 2016.029 08 Barroco 2016.030 08 Barroco 2016.031 08 Barroco 2016.032 08 Barroco 2016.033 08 Barroco 2016.034 08 Barroco 2016.035 08 Barroco 2016.036 08 Barroco 2016.037 08 Barroco 2016.038 08 Barroco 2016.040 08 Barroco 2016.042 08 Barroco 2016.043 08 Barroco 2016.044 08 Barroco 2016.045 08 Barroco 2016.046 08 Barroco 2016.047 08 Barroco 2016.048 08 Barroco 2016.049 08 Barroco 2016.050 08 Barroco 2016.051 08 Barroco 2016.052 08 Barroco 2016.053 08 Barroco 2016.054

Catálogos de encajes para cuellos de banda caída, puños y cannons entre otros accesorios08 Barroco 2016.055

La vestimenta infantil tiene las mismas características que el traje para adultos.08 Barroco 2016.056 08 Barroco 2016.057 08 Barroco 2016.058 08 Barroco 2016.059

Del reinado de Luis XIX analizamos la década que va de 1660 a 1670. Durante estos años el traje francés incorpora nuevas prendas y presenta mayor diferenciación con los periodos que lo anteceden y/o suceden.08 Barroco 2016.061 08 Barroco 2016.062 08 Barroco 2016.063 08 Barroco 2016.064 08 Barroco 2016.065 08 Barroco 2016.066 08 Barroco 2016.067 08 Barroco 2016.068 08 Barroco 2016.069 08 Barroco 2016.070 08 Barroco 2016.071 08 Barroco 2016.072 08 Barroco 2016.073 08 Barroco 2016.074 08 Barroco 2016.075 08 Barroco 2016.076 08 Barroco 2016.077 08 Barroco 2016.078

El guardainfantes (armazón que da volumen a la falda) es una particularidad del estilo de la corte española. 08 Barroco 2016.079 08 Barroco 2016.080 08 Barroco 2016.081 08 Barroco 2016.082 08 Barroco 2016.083

Muñecos de porcelana vestidos con el estilo de moda durante el reinado de Luis XIV08 Barroco 2016.084

Bolsitos bordados con los escudos que identifican a sus dueños para guardar dinero de apuestas en juegos de cartas, actividad muy común en las cortes de la época al igual que los bailes y el teatro.08 Barroco 2016.085

Las 3 imágenes que siguen nos sirven para comparar el traje masculino durante los reinados del Barroco en Francia. Debajo lo mismo con el traje femenino.

08 Barroco 2016.086 08 Barroco 2016.087

Clase Martes 29 de Abril.

Acá les dejamos las imágenes de la clase del Martes sobre Baja Edad Media.

Las preguntas sobre Edad Media para repasar para el parcial:

Diapositiva02

 

Diapositiva04

 

El Bliaud, prenda de transición entre Bizancio y la Baja Edad Media.

 

Diapositiva05

 

El traje largo queda asociado al traje religioso o universitario.

 

Diapositiva06

 

Las Bragas continuan como pirmera piel.

Diapositiva07

 

La Sobrevesta aparece en la Alta Edad Media y se traslada a Baja Edad Media.

 

Diapositiva08

 

Diapositiva09

 

Diapositiva10

Diapositiva11

Diapositiva12

Diapositiva13

Diapositiva14

Diapositiva15

Diapositiva16

Diapositiva17 Diapositiva18

Diapositiva19

Diapositiva20

Diapositiva21

Diapositiva22

Diapositiva23

Diapositiva24

Diapositiva25

Diapositiva26

Diapositiva27

Diapositiva28

Diapositiva29

Diapositiva30

Diapositiva31

Diapositiva32

Diapositiva33

Diapositiva34

Diapositiva35

Diapositiva36

Diapositiva37 Diapositiva38

Diapositiva39

Diapositiva40

Diapositiva41

Diapositiva42

Diapositiva43

Diapositiva44

Diapositiva45

Diapositiva46

Diapositiva47

Diapositiva48

Diapositiva49 Diapositiva50

Diapositiva51

Diapositiva52

Diapositiva53

Diapositiva54

 

 

 

 

Clase Martes 3 de Septiembre: 1929 – 1939 /1945


Slide01
La nueva silueta luego de la crisis del 30 retoma una cintura marcada y el largo de la falda vuelve a los tobillos.

Slide02El accesorio cumple un rol importante en el armado de conjunto.

Slide03La sastrería es el rubro más utilizado tanto por hombres como mujeres.

Slide04

Slide05Los textiles de la época aparecen con motivos florales pequeños y expresivos. La innovación puede apreciarse en que están armados sin pie. Ahora las telas se aprovechan y el dibujo puede cortarse al bies sin problemas de direccionalidad.

Slide07La vida al aire libre y el deporte imponen el estilo Navy.

Slide08La revista American Girl retrata a las mujeres ágiles y deportivas.

Slide10Los trajes de baño se direccionan hacía el uso de lo que será la bikini.

Slide12Los pantalones aparecen en el uso diario.

Slide13

Slide14La escasez de materiales durante el periodo de entreguerras abre una nueva oportunidad a experimentar con materiales no textiles. Un ejemplo puede ser el Diseñador de zapatos Salvatore Ferragamo.

Slide22Revista Argentina el hogar con ilustraciones y diseños de Eugenia de Chikoff.

Slide34

Slide35

Slide36

Slide37La indumentaria para varón y los jóvenes universitarios con pantalones Oxford provenientes de la Universidad que lleva su nombre.

Slide39La diseñadora de la época: Elsa Schiaparelli.

Slide40

Slide42

Slide44

Slide45

Slide49

Slide50

Slide51

Slide52

Slide53

Slide54

Slide56

Slide57

Slide58

Slide60

Slide63Famoso vestido esqueleto.

Slide64Otra diseñadora de la época: Madeleine Vionnet.

Slide76

Slide77

Slide78

Slide79